Friday, 8 de May 2009

ARRULLADA POR EL AMAZONAS

Para ir a las islas del delta tuve un primer viaje frustrado. Al estilo corsario, hamaca en mano, subí al barco por una pasarela que también hacía acordar a los corsarios, aunque yo subí y no me bajaron. Instalada entre un tropel de hamacas color carnaval, empecé a contabilizar demasiadas y demasiada carga hasta por el techo de la barcaza. También la capitanía de puerto echó cuentas y embargó el barco a ultimo momento por irregularidad en los papeles y extras varios. Doce horas más tarde y con la seguridad legalizada y con la marea alta comienzo’ el viaje rodeada por este surrealismo, este espejismo sobre el agua que es la foresta amazónica: un enjambre de arbustos y árboles de copa distinta que intentan escapar del montón huyendo hacia el cielo, con las palmeras de açaí completando como filigrana el bordado de la orilla de las islas. En esta autopista de infinitos carriles se navega solos con gran sensación de libertad y del poder que ésta otorga. Mariposas de fantasía impresionista cruzan de una ribera a otra supongo con afán turístico. Una ribera está lejísimos y la otra a mitad camino entre ahogarse y poder ser pasto de cuanto bicho haya en esta agua. El río erosiona, hay islas que crecen por un lado y merman por el otro sin criterio alguno, otras ya no aparecen en el mapa tragadas por las aguas. Tierras difíciles, áreas extremas de complicada comunicación con la ciudad más próxima. Para la mayoría, aún en las comunidades más organizadas, significa varias horas de navegación en barcos que no tienen fecha y cuyo horario depende siempre de las mareas. Viajes a los que hay que adaptarse según lo que se encuentra si la necesidad obliga. Doce horas hamacándome, a veces hasta con demasiado brío debido al oleaje; pero dormi’ mejor que en mi cama rodeada por este exceso de agua, de grafismo verde, de cielo plagado de estrellas, con la Cruz del Sur al sur y la estrella Polar al norte como corresponde por estar en el ecuador de la Tierra; pero embobada por poder verlas al mismo tiempo.